NY para entendidos

Hace cuatro años que Caro Prioglio, periodista de moda y belleza, vive en la Gran Manzana. Su lista

Carolina Prioglio es periodista y fotógrafa. En Buenos Aires, escribió para las mejores revistas de moda y en Nueva York, donde vive hace cuatro años, formó parte del equipo de comunicación del prestigioso Bureau Betak, responsable de la producción de los desfiles y eventos más importantes del mundo. Hoy trabaja en su propio atelier de belleza holística, donde desarrolla su primera colección de cosmética orgánica. Su lista de direcciones favoritas en la Gran Manzana es verdaderamente imperdible, ideal para quienes ya viajaron alguna vez y quieren actualizarse.

Lo mejor de vivir en Nueva York: La ciudad malcría mucho a sus habitantes. Hay tanto para ver y hacer a nivel cultural y gastronómico que termina siendo un poco abrumador. Dicho esto, es probablemente la ciudad más diversa y conveniente que existe. Al principio cuesta seguirle el ritmo. Tiene una energía especial que envuelve y nunca aminora. Pero siendo de Buenos Aires, no me costó mucho adaptarme.

Lo peor: La comida es un punto un tanto ambiguo porque los que vivimos en Estados Unidos coincidimos que parece como si todo tuviera un ingrediente secreto que hace que una siempre se sienta pesada. Al mismo tiempo, tener fácil acceso a Whole Foods, a los mercados locales y tiendas de comida natural y orgánica es algo a lo que uno se acostumbra -o mal acostumbra-. La facilidad para comer sano y variado es un gran plus que tiene la ciudad.

Mercado callejero preferido: Canal Street Market para diseño indie y local y el mercado de Union Square Park si se trata de plantas y la mejor comida natural. Hay que ir los sábados.

Marcas locales imperdibles: ¡Un montón! Mari Giudicelli, A Piece Apart, Protagonist, Maryam Nassir Zadeh, Nili Lotan, Araks, Ryan Roche y mi favorita, Ulla Johnson, que hace poco abrió su primer local en Nolita. Algunos son más accesibles que otros, pero todos ofrecen su mirada personal en cuanto al diseño.

Dónde comprar ropa de diseñadores emergentes: Oroboro, Maryam Nassir Zadeh, Opening Ceremony y The Apartment By The Line.

Tu tienda de diseño favorita: Still House en East Village. Amor a primera vista desde la vez que entré en 2013. En un espacio mini sobre la calle 7th donde ofrecen los accesorios, objetos y libros más lindos de la ciudad. Me doy una vuelta cada vez que necesito distraer la mirada.

La mejor comida de la ciudad: Depende totalmente del gusto del comensal. Hay restaurantes geniales para cada tipo de comida, en distintos rangos de precio. También hay lugares en los que se come bien pero uno la realidad es que uno va cada tanto más porque la decoración lo amerita. Entre mis favoritos están Frank para comida italiana no americanizada, Le CouCou en SoHo, Sunday in Brooklyn para brunchear, Chinese Tuxedo y Takahachi para comida japonesa buenísima y económica (Atención: los habitués son modelos y gente de la moda que viven por el barrio).

Un lindo bar para tomarse una copa: Dear Irving y The Flower Shop en Manhattan, y Baby’s All Right en Brooklyn.

La mejor pizza de la ciudad: Joe’s tiene la clásica porción neoyorkina (¡pero a mí me gusta más la de artichoke!).

Tu museo favorito: El museo Noguchi en Queens. Poca gente lo conoce y a mí me encanta porque transmite todo lo que me gusta: paz, belleza y simplicidad.

La calle más linda: La calle 9th desde el Parque Tompkins Square hasta la Avenida 6th. Es una linda caminata. También Brooklyn Heights tiene calles increíbles al pie del East River y con Manhattan de fondo.

Un buen lugar para ir vestida de Chanel: The Blue Room en el Wythe Hotel para disfrutar de un trago y la puesta del sol con la mejor vista de la ciudad. 

Dónde comprar libros de moda: Mast, Strand y McNally Jackson.

El café de moda: L’estudio en Lower East Side. Es pequeñisímo pero no molesta. El menú con influencia latina y mediterránea genera comodidad instantánea. Utilizan ingredientes locales y de estación y sirven el café en tazas de cerámica hechas en el local contiguo.

Tu café favorito: Varios porque ¡el desayuno es mi comida favorita! Café Mogador, Sunday, Café Sabarsky, Dimes, Banter, Café Clover, L’estudio, Flora Coffee, Two Hands, Colonie. Todos sirven leches alternativas a la de vaca lo cual hace más fácil salir a comer a la mañana cuando una, como yo, no consume lácteos tradicionales. Hoy en Nueva York prácticamente todos los cafés ofrecen leche de almendras, de soja, de coco, avellana, o hemp.

El mejor restaurante vegetariano: abcV y Avant Garden para comer vegetariano con estilo, y By Chloe y Superiority Burger tienen comida rápida y sana.

El mejor lugar para productos de belleza: CAP Beauty.

El sitio para rejuvenecer: A Space by Mama Medicine, donde se pueden hacer faciales holísticos y lectura de auras.

El mejor lugar para relajarse: Aire en Tribeca, y Sky Ting Yoga, el estudio más cool en Chinatown, por sus clases de yoga a ciegas o los eventos de Sound Bath Experience que ofrecen.

Espacios verdes para disfrutar: The Cloisters, Central Park y Stuyvesant Park, que está muy cerca de Gramercy Park y es tranquilo, lindo y, lo más importante, de libre acceso.

Tus lugares secretos en la ciudad: Mi tiendas favoritas en Nueva York están una en frente de la otra. Una vende cristales, piedras y plantas, se llama Crystals Garden y es un oasis de paz en medio de East Village. Y la segunda tiene la mejor selección de flores, hierbas y elixires botánicos de Manhattan. Es hacia donde corro cuando me quedo sin un ingrediente con el que estoy trabajando en una fórmula. Otros son Higher Dose para una sesión de sauna con terapia de luz LED; los cines Metrograph y Angelika para ir por una película independiente, y la heladería vegana Van Leeuwen.

*Para conocer más sobre Caro y su universo, visiten su web.

Pin It