Detrás de la cordillera

Nadie conoce mejor la agenda de hot spots de Santiago que Andrée Burgat, periodista de moda chilena. Aquí,

 

 

Mercado callejero preferido: adoro el barrio Franklin. Perderse en sus calles, entrar y salir por las galerías de mercados es ¡entretenidísimo! Solo dos consejos: ir fin de semana y con las menores cosas posibles, sin joyas ni cartera para no pasar malos ratos. Como todos los mercados masivos, no es un lugar para llevar un Cartier.

Barrio para comprar marcas accesibles: Providencia, especialmente una galería llamada Drugstore donde hay diseños de autor a un precio-calidad perfecto.

La mejor comida de la ciudad: Restaurante Hanzo, en Borde Rio. Es fusión Nikkei, un lugar delicioso.

Un buen lugar para ir vestida de Chanel: a la inauguración de alguna muestra de arte de las galerías que hay en las calles Alonso de Cordoba y Nueva Costanera. No se si precisamente vestida completa de Chanel, pero sí con su little black jacket.

Dónde comprar libros de moda: soy fiel a la cadena de librerías Qué Leo. Es una fardo de lugar, ordenado y con títulos interesantes.

El café de moda: para ver y dejarse ver está el Vilapert en Vitacura. Pero Santiago está invadido de lugares pequeños preciosos para tomar buenos café y pasar un momento agradable. Otro de mis favoritos es el de la tienda Metro2 en la calle Luis Pasteur, Vitacura.

Una buena pizzería: Brunapoli por estos días es un hit.

Tu shopping favorito: Parque Arauco, hay bastante gente pero están todas las tiendas existentes en Chile. Ahora, si estoy apurada y necesito algo puntual de Zara Home, HM, Bimba y Lola o Pretty Ballerinas, CasaCostanera es una opción amigable, menos masiva y muy agradable.

Una salida cultural e imperdible: el Municipal está teniendo un auge imperdible. Y las exposiciones en el GAM.

El barrio de moda que hay que visitar: Barrio Italia. Hay tiendas de autor, restaurantes con encanto y antigüedades. Es un mix ideal.

El mejor lugar para comprar productos de belleza: soy muy fiel a los tratamientos de Murad. Los compro en el Spa One and Only o en el gimnasio Balthus.

El mejor sitio para relajarse: la clínica estética de María Olga Estrada en Las Condes, un facial con las manos de la cosmetóloga nepalesa Bobbie Gurung cambia la energía de la vida. (Además, depila las cejas con hilo y quedan alucinantes).

Espacios verdes para disfrutar: Parque Bicentenario en Vitacura, un imprescindible. Si vas, reserva un almuerzo en El Mestizo, en las mesas de la terraza.

Tus lugares secretos en la ciudad: el gimnasio O2, donde voy a nadar y descansa mi mente de tanto trabajo. La laguna de Piedra Roja en Chicureo, pasear por sus alrededores con mi hija es un panorama energéticamente precioso y los viveros de Colina. Mi adoración por las plantas es ancestral.

 

 

 

Pin It