Destino Milán

Francesca Manuzzi es periodista de moda y trabaja en uno de los diarios más importantes de Milán. Curiosa

“Dormito, dormito, tomo agua caliente, limón, jengibre y miel, charlo en la oficina sobre el clima y las vacaciones, escribo algunos artículos y salvo el mundo, por supuesto”, bromea Francesca Manuzzi sobre un típico día de trabajo. Vive en una de las capitales mundiales de la moda y escribe sobre el tema en el Milano Finanza. Además del Duomo, la Vía Montenapoleone o la célebre galería Vittorio Emanuele II, da la pista sobre qué ver y qué hacer en la città.

Feria vintage: Next Vintage en el Castillo Belgioioso. Se arma una vez por año en octubre. La versión hipster/aristo-chic mensual es el East Market.

Mercado callejero favorito: El Piazzale Cuoco, un mercado de pulgas en el sudeste de Milan donde podés encontrar desde una cartera Chanel vintage real, que todo el mundo piensa que es falsa, a un inodoro rosa de los años 80.

Nuevas marcas italianas que tenés que conocer: Attico, que no necesita presentación; Otherside skateboards, una etiqueta de skate hecha por tres jóvenes de Brescia y Padova, maravillosas ciudades del norte.

Dónde ir durante las semanas de la moda: Sixième Bistrò, un nuevo espacio que es restaruante, bar, florería y galería de arte y diseño. Queda en el corazón de Milán.

Restaurante favorito: Ristorante D’O en la zona de Cornaredo. Las mejores cebollas caramelizadas con Grana Padano derretido.

La mejor pizza de la ciudad: la estilo napolitana de I Capatosta.

Dónde se come mejor pasta: En mi cocina. Soy una muy buena de pasta fresca como mis raíces de la Emilia-Romagna requieren.

Un lindo pub para tomarse una cerveza: Tipota, un auténtico pub en el sur de Milán,

Un buen lugar para ir vestida de Chanel: Una fiesta privada. El bajo perfil cotiza en Milán.

Dónde comprar libros de moda: Galleria Carla Sozzani.

Rooftop bar: Radio Rooftop en el Melia de la Piazza della Repubblica. Es la mejor vista de la vieja y la nueva ciudad.

El café de moda: Al Cucchi, estilo vintage, es el preferido de muchas personas del mundo de la moda que se lookean con sus peores outfits fashionistas durante el fin de semana.

El mejor hotel boutique: Maison Borella.

El barrio de moda que hay que visitar: No hay un verdadero barrio de moda, sí algunas zonas o lugares puntuales como la Fundación Prada, la tienda de muebles vintage Penelope o el célebre Quadrilatero della moda para marcas de lujo.

Espacios verdes para disfrutar: La florería Cuccagna, una tienda muy especial de Irene Cuzzaniti.

Pin It